Luis Sevilla, fotógrafo

El veterano fotoperiodista gijonés, colaborador de NORTES, presenta un libro que recopila sus mejores imágenes entre 1980 y 1995.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Cuenta Luis Sevilla que siendo niño el gran fotógrafo gijonés Gonzalo Juanes, amigo de su familia, les hizo unas fotos a él y a sus hermanas que quedaron de por vida colgadas en una pared de la casa. La contemplación cotidiana durante años de aquellas imágenes, influyeron, probablemente de forma inconsciente, en su fascinación por la fotografía. No sería esta sin embargo su primera profesión. Aunque Sevilla llevaba años cultivando la fotografía como aficionado, documentando manifestaciones y fiestas, reuniones familiares y de amigos, se ganaba la vida como trabajador de un banco. Una actividad muy alejada de su verdadera pasión.

1991 sería el año en el que decidiría dar el salto, abandonar el trabajo aburrido en la oficina bancaria, colgarse la máquina al cuello, convertirse en fotógrafo de El Comercio y matricularse al mismo tiempo en el módulo de fotografía de la Escuela de Arte de Oviedo/Uviéu. Tenía casi cuarenta años cuando tomaba una decisión que le iba a cambiar la vida.

“Luis Sevilla, fotografías. 1980-1995” es el libro que recoge una selección de lo mejor de su obra en esos años en los que el fotógrafo evoluciona del trabajo por su cuenta, en sus ratos libres, al trabajo como fotoperiodista profesional en la edición local del principal diario gijonés.

Gema García, Luis Sevilla y Rubén Vega. Foto: David Aguilar Sánchez

Este miércoles el salón de actos del Colegio Jovellanos de Xixón se quedó pequeño para asistir a la presentación del volumen. Amigos, compañeros de las distintas militancias de Sevilla, siempre vinculado a la izquierda social y política, y muchos otros compañeros de profesión, llenaron un acto en el que el historiador Rubén Vega destacó que “todas las memorias individuales tienen algo de memorias colectivas”, y que por lo tanto “algo de nosotros vamos a encontrar en estas fotografías”, de las que señaló, documentan una ciudad industrial, que ya no existe, en unos años marcados por la conflictividad laboral y la incertidumbre económica.

“Tenía casi cuarenta años cuando tomaba una decisión que le iba a cambiar la vida”

Gema García, fotógrafa, profesora de la Escuela de Arte de Oviedo/Uviéu, y pareja de Sevilla, explicó que “la humedad, la oscuridad y el humo” son tres de los elementos presentes en unas imágenes en blanco y negro seleccionadas del vasto archivo fotográfico del autor, ahora mismo en proceso de digitalización y ordenación.

Imágenes proyectadas en el acto: David Aguilar Sánchez

Retratos íntimos, escenas urbanas, detalles del paisaje, manifestaciones y fiestas, son algunas de las temáticas de un libro en el que García destacó la influencia de fotógrafos que han marcado el trabajo de Luis Sevilla, como son Gonzalo Juanes o William Klein.

Luis Sevilla durante la presentación. Foto: David Aguilar Sánchez
Público asistente al acto. Foto: David Aguilar Sánchez
Un momento del acto. Foto: David Aguilar Sánchez

El autor mostró su agradecimiento a las personas que han hecho posible el libro: “se suele decir esa tontería de que te rodeas de un equipo de los mejores, pero no es así, yo tengo la suerte de vivir rodeado de gente maravillosa que ha hecho posible este libro”.

Aunque hace años que el fotógrafo no trabaja el blanco y negro, se reivindicó en unas imágenes tomadas hace más de 30 años: “sigo siendo el mismo fotógrafo, con los mismos intereses y la misma forma de mirar la realidad”.

“Luis Sevilla, fotografías. 1980-1995” está editado por la Fundación Municipal de Cultura de Xixón y el Archivo de Memoria Oral y Social.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

https://www.nortes.me/wp-content/uploads/2023/03/300x486.gif