CCOO sobre Costco: “No hay espacio para más grandes superficies”

José Manuel Zapico, secretario general del sindicato, muestra sus discrepancias en el grupo para la reforma de las directrices de comercio.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

El documento de avance de las nuevas directrices sectoriales de comercio, que marcará las líneas a seguir para la modernización del sector y regular la apertura de grandes superficies comerciales, estará listo en mayo, aunque su desarrollo normativo llevará meses y no estará concluido antes de finales de año.

El anuncio lo ha hecho la consejera de Transición Ecológica, Industria y Desarrollo Económico, Nieves Roqueñí, al término de la primera reunión del grupo de trabajo que se encargará de poner a punto una normativa que data de 2010 y que ha sido objeto de polémica en las últimas semanas a raíz de que el alcalde de Siero, el socialista Ángel García, pidiese celeridad en su revisión para propiciar la instalación de una gran superficie de la multinacional Cotsco en ese municipio.

El consejero de Ordenación del Territorio, Ovidio Zapico, que no ha hecho declaraciones, ha participado también en esta primera reunión del grupo del trabajo, en el que están representados también los sindicatos UGT y CCOO, la Mesa de Comercio de la Federación Asturiana de Empresarios, las cámaras de comercio y la Federación Asturiana de Concejos (FACC).

Según Roqueñí, este encuentro  ha sido el inicio de un trabajo en el que tratarán de conseguir el mayor consenso posible en cuanto a los cambios que hay introducir para la modernización del sector teniendo en cuenta los intereses de los minoristas y las grandes superficies, así como las nuevas formas de comprar y de vender.

Se trata de “buscar el interés general” para todo el sector y en todo el territorio, “no el particular ni el de un determinado proyecto”, ha afirmado la titular de Industria, que ha asegurado que en la reunión de hoy no se ha abordado el caso concreto de Costco.

El gigante estadounidense de la distribución planteó hace dos años una inversión de unos 40 millones de euros y crear más de 200 puestos de trabajo en el polígono de Bobes, en Siero, proyecto que se ve condicionado por las actuales directrices comerciales, que plantean límites a la apertura de tiendas de más de 2.500 metros cuadrados.

“Estamos poniendo las bases del modelo de comercio que tiene que tener Asturias en los próximos, no solucionando el problema de un municipio o de un proyecto en concreto”, ha afirmado Roqueñí, que también se ha referido a que desde Ordenación del Territorio se debe permitir a los ayuntamientos solucionar problemas con mayor agilidad.

Desde su consejería, ha añadido, se da apoyo al pequeño comercio, “que es el que tiene los grandes retos de futuro” y cuyo modelo debe ser compatible con otros modelo de grandes superficies y con dónde se instalan desde el punto de vista urbanístico.

Posiciones enfrentadas

En este encuentro, la presidenta de la Federación Asturiana de Concejos, Cecilia Pérez, trasladó el acuerdo consensuado por esta entidad, partidaria de unos cambios que atiendan a “las nuevas realidades del sector” y favorezcan “iniciativas empresariales que fomenten la recuperación económica y contribuyan a la creación de empleo en los concejos”.

El secretario general de UGT-Asturias, Javier Fernández Lanero, ha pedido que se deje fuera la demagogia y ha abogado por ver cómo se puede facilitar la instalación de empresas que quieren crear empleo, y que si no lo hacen aquí lo harán en otras comunidades autónomas, con los intereses del comercio minorista que hay en el interior de las ciudades.

Por contra, su homólogo de CCOO, José Manuel Zapico, considera que en Asturias “no hay espacio para más grandes superficies” en una comunidad que en los últimos años ha perdido 80.000 habitantes, que cada vez está más envejecida y donde más de la mitad de la población ya hace uso del comercio electrónico, frente al 16 por ciento que lo hacía hace catorce años.

Desde la patronal asturiana, se ha cuestionado que se esté utilizando la revisión de las directrices del comercio “como herramienta para defender intereses personales y librar batallas políticas”. 

Actualidad