Un grupo sionista amenaza a Javier Arjona, militante de Asturies con Palestina: “Ojo por ojo, como dice La Torá”

El histórico activista recibe en su casa una carta en hebreo firmada por el Movimiento Pro Israelí Español, y en la que se señala también a su pareja.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Moverse en los movimientos sociales asturianos y no conocer a Javier Arjona (Jaraíz de la VeraCáceres, 1956) es casi imposible. Inconfundible por su estética personal, pero sobre todo por su omnipresencia en cualquier acto, manifestación o iniciativa solidaria, este minero jubilado, militante de CCOO y del PCE desde los tiempos de la clandestinidad, recibía este jueves una amenaza del Movimiento Pro Israelí Español en su domicilio de Siero. “Ayer recibimos en el buzón de casa una carta en hebreo. Traducida por personas de confianza, significa una amenaza directa de “contra ti a tus bienes y a tu familia, ojo por ojo como dice La Torá”. Contiene indicaciones de dónde vivo, cuál es mi coche, quién es mi compañera…” explica Arjona, cofundador y activista de la organización internacionalista Soldepaz-Pachakuti, y una de las caras visibles de la plataforma Asturies con Palestina, constituida por diferentes entidades, sindicatos y partidos desde el inicio de los bombardeos del Ejército de Israel a la franja de Gaza.

“Señor Arjona. Usted puede ver el odio y el desprecio que demuestra hacia el pueblo israelí. Nosotros le prevenimos que si continua así, vamos a estar obligados a ir contra sus bienes y su familia, ojo por ojo como dice La Torá, y contra usted también, si sigue boicoteando al pueblo israelí. Nosotros sabemos quién es su pareja, Ana y el coche en el que viaja, uno con una estrella roja, donde vive y el lugar, la calle La Ferlera y usted tiene que saber que te estamos siguiendo las huellas y que nosotros sabemos sus movimientos, no olviden, ojo por ojo, diente por diente. Reciban los mas calurosos saludos” reza el escrito, traducido del hebrero al castellano por una militante judía del movimiento de solidaridad con Palestina.

Carta enviada al domicilio de Javier Arjona.

El Movimiento Pro Israelí Español son unas siglas desconocidas hasta la fecha detrás de las que podrían estar elementos extremistas españoles con vínculos con Israel, apuntan desde la plataforma Asturies con Palestina, que este viernes arropó a Javier Arjona en una rueda de prensa en Xixón, a la que también asistieron su compañera, Ana Calleja, también militante del movimiento de solidaridad internacional, así como las ediles Noelia Ordieres, de IU-Convocatoria por Xixón, y Olaya Suárez, de Podemos.

“Exigimos a las autoridades españolas competentes, desde la Delegada del Gobierno de Asturias a la Audiencia Nacional y el Ministerio de Asuntos Exteriores, la más completa investigación de este tipo de hechos, sus autores y mandatarios, para proceder a su erradicación y el castigo penal que corresponda” señaló José Antonio Alonso, de Asturies con Palestina. “Para nosotros, hay indicios evidentes de planificación de actos terroristas con implicación de una potencia extranjera” apuntó el portavoz, que ha exigido no tomar el tema a la ligera y llegar hasta el final en la investigación.

Rueda de prensa.

La militancia internacionalista de Arjona le llevó en los años 80 a comprometerse con la revolución nicaragüense hasta el punto de vivir durante varios años en el país centroamericano, donde trabajó como profesor en plena guerra de La Contra y EEUU contra el gobierno sandinista. De esta experiencia surgió una fuerte vinculación con el continente americano y sus movimientos sociales, que le ha llevado en los últimos años a trabajar con personas amenazadas por el paramilitarismo en Colombia. Buen conocedor de las técnicas de acoso usadas por estos grupos armados, Arjona recuerda que “Israel tiene una larga trayectoria en adiestrar a los paramilitares colombianos”, y que esta carta recuerda a sus técnicas para señalar a activistas sociales. El veterano activista comenta en todo caso que no tiene pensado cesar su actividad: “a estas alturas a la vieja guardia no nos amedrentan”. Ya ha puesto en conocimiento de la policía esta carta.

Actualidad

1 COMENTARIO