Siero: los problemas crecen

La nueva dimisión en el gobierno local de la cuarta población asturiana, aviva los rumores sobre una posible ruptura de "Cepi" con la FSA-PSOE.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Nueva dimisión en el gobierno local de Siero y otra vez de un peso pesado. El concejal de Hacienda, Alberto Pajares, ha presentado su renuncia como edil, marcha que se suma a la que la semana pasada anunció la teniente de alcalde y concejala de Urbanismo, Susana Madera.

Ambas renuncias se harán efectivas en el pleno ordinario que el Ayuntamiento de Siero celebrará el próximo jueves, 30 de mayo, y obligarán al alcalde, Ángel García “Cepi”, a reformar su equipo de gobierno.

La nueva dimisión acrecienta los rumores sobre una posible ruptura del alcalde socialista con la FSA-PSOE, y su posible marcha a una plataforma independiente de carácter local. “Cepi”, que gobierna con mayoría absoluta desde 2023, ha sido denunciado tanto por el PP como por el sindicato policial SIPLA, y es una incógnita qué pasará si finalmente se le abre juicio. En 2020 fue multado por saltarse el confinamiento y en 2021 fue condenado por agredir a un vecino. El partido le respetó entonces en su cargo. Lo que pase ahora está por ver, ya que las nuevas denuncias tienen que ver con su actividad como cargo público.

Con una relación cada vez más tensa con la FSA-PSOE, la ruptura es un problema para ambas partes. Para Adrián Barbón porque supondría una fuerte crisis en el cuarto concejo asturiano, en un momento en el que el municipalismo socialista está en horas bajas. Siero es, tras Avilés, el segundo concejo más importante gobernado por el partido socialista, en la oposición en Oviedo/Uviéu, Xixón, Llangréu y Mieres, y con severas pérdidas territoriales en el Occidente asturiano.

La ruptura es un problema para ambas partes

Para Ángel García el paso a una candidatura independiente supondría un salto al vacío en el que habría que ver cuántos de los suyos estarían dispuestos a seguirle. ¿Podría ganar con una apuesta personal, en solitario? Aunque el regidor socialista puede presumir, a nivel de calle, de apoyos transversales, más allá del votante socialista, y de una popularidad por encima de siglas, lo cierto es que el partido también cuenta.

“Cepi” tiene sus principales apoyos en Llugones, donde una fuerte inversión pública en mejoras urbanísticas ha hecho de esta localidad su principal base territorial. En La Pola, capital del concejo, su figura es menos indiscutida, y en la zona rural y minera de Siero la popularidad disminuye, así como los apoyos dentro del PSOE local.

De momento son todo especulaciones, y está asimismo por ver qué posición adopta García dentro de una FSA-PSOE que vive momentos de incertidumbre, marcados por diferencias internas y la amenaza de la subida de las derechas asturianas.

Actualidad