Sigue la polémica por la “privatización” del prerrománico asturiano

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

La polémica por la inmatriculación de los monumentos prerrománicas por parte de la Iglesia católica sigue dando que hablar. El arzobispado de Oviedo registró la pasada década a su nombre todas las iglesias prerrománicas asturianas, pese a no tener culto ni recibir fondos de la Iglesia católica para su mantenimiento. El Grupo de Inmatriculaciones de Asturies lo sacó a la luz a principios de año, si bien la inmatriculación tuvo lugar la pasada década. Se trata de una práctica muy sencilla, y muy barata, 30 euros, gracias a un artículo de la ley hipotecaria franquista, mantenido en la reforma legislativa de 1998, que permite a la Iglesia registrar bienes a su nombre sin necesidad de pruebas documentales.

La consejera de cultura, Berta Piñán, negó en marzo en la Junta General del Principado, ante las preguntas de PODEMOS Asturies, que los monumentos prerrománicos asturianos hubieran sido registrados por la Iglesia. Sin embargo, el diario Público, desveló en mayo que el Principado tiene desde hace más de un año esa información, proporcionada por el Colegio de Registradores de la Propiedad. El Gobierno asturiano tuvo que admitir este hecho después de haber negado en sede parlamentaria la inmatriculación de las iglesias, declaradas Patrimonio de la Humanidad. ¿Mintió la consejera o fue todo fruto de una negligencia administrativa? Eso se pregunta el diputado autonómico de PODEMOS, Rafa Palacios: “Queremos saber si el Gobierno asturiano ocultó deliberadamente información sobre las inmatriculaciones del prerrománico realizadas por la Iglesia”. Palacios, junto a la portavoz de IU, Ángela Vallina, ha reclamado la comparecencia ante la Junta de Piñán para que informe de nuevo sobre todo lo relacionado con las inmatriculaciones eclesiásticas en el Registro de la Propiedad.

Aunque extraparlamentario, el partido político Andecha Astur se ha mostrado estos meses muy activo en todo lo relacionado con la polémica del prerrománico. Por un lado denunciando a la consejera y al presidente asturiano Adrián Barbón por ocultar las inmatriculaciones, por otro reclamando a la UNESCO que incluya los monumentos prerrománicos en su lista de patrimonio en peligro.

Desde Recuperando, la Coordinadora Estatal para la Recuperación del Patrimonio Inmatriculado por la Iglesia Católica, se censura también el comportamiento pasivo del Principado, y se ha reclamado que ponga en marcha las medidas oportunas para recuperar la titularidad pública de los monumentos del arte asturiano.

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here