Conecta con nosotras

Cultura

Así se celebraría el día de Asturies en la República Socialista Soviética Asturiana

Se publica ‘Depués d´Ochobre’, un juego de rol ambientado en una Asturies en la que la revolución de 1934 hubiera triunfado.

Stalin en una visita a Uviéu, capital de la República Socialista Soviética Asturiana.

Octubre de 1934. La huelga general revolucionaria contra el gobierno derechista del Partido Radical y la Confederación de Derechas Autónomas fracasa en toda España excepto en Asturies y Catalunya. En Asturies la alianza de las tres ramas del movimiento obrero, socialista, anarquista y comunista, y el fácil acceso a la dinamita de los pozos mineros propician un escenario insurreccional que hace perder al Estado el control de la región. En Catalunya ERC y la Alianza Obrera de Catalunya declaran el Estado catalán de la futura República federal española. El triunfo de la revolución en Catalunya obliga al Ejército a dividir sus fuerzas y da un respiro a la Comuna asturiana, que se hace fuerte, incorporando la parte minera del norte de León, donde la huelga general revolucionaria también triunfa. Hostigados por el Ejército de la República española, los revolucionarios asturianos y catalanes buscan apoyos internacionales. La comuna asturiana se echa en manos de la URSS, y Stalin protege a la flamante República Socialista Soviética Asturiana liderada por el socialista Belarmino Tomás. En Catalunya en cambio se impone el criterio de ERC sobre el de los sectores pro soviéticos y la nueva república catalana, de carácter liberal, se convierte en un protectorado de Gran Bretaña y Francia. Este es el punto de partida de ‘Depués d´Ochobre’, el juego de rol nacido de la desbordante imaginación del escritor y politólogo Nicolás Bardio (Uviéu, 1987). Una historia de política ficción ambientada en los años 70 de una Asturies alternativa que se ha convertido en una república federada a la URSS. El mismo universo que el autor también ha desarrollado en su novela ‘La Colomina’ (Trabe, 2020), que ya va por la segunda edición.

Escultura a los caídos en la revolución de Octubre de 1934 en el ‘Memorial de la Guerra y la Revolución’ de Mieres.

Tras el triunfo de la revolución asturiana, los vencedores, la Unión de Hermanos Proletarios, el frente unido que agrupa a socialistas, comunistas y anarquistas, y que se ha convertido en el partido único de la República asturiana, remodela a su conveniencia los símbolos de la asturianía. El 5 de octubre es la Fiesta Nacional Asturiana. Se conmemora el comienzo de la Revolución Asturiana de 1934 y es el día más importante de la República norteña. Por la mañana suele haber un desfile militar en Xixón con participación de la aviación y la marina. El presidente de la RSSA, Belarmino Tomás, pasa revista a las tropas. Se hace una salva de artillería antiaérea de 5 disparos (por el 5 de octubre) en memoria de todas las víctimas civiles de los bombardeos españoles y alemanes de Xixón, estos últimos durante la Guerra Civil, cuando Asturies envía dos brigadas de voluntarios a luchar en defensa de la República española del Frente Popular, y en la Segunda Guerra Mundial, cuando Franco y Hitler tratan sin éxito de ocupar la RSSA.

Imagen propagandística de la fiesta nacional asturiana.

En cuanto acaba el desfile, el presidente de la RSSA, Belarmino Tomás, se dirige a la playa de Xagó, donde las fuerzas navales realizan una salva de 10 cañonazos en memoria de las víctimas de la Segunda Guerra Mundial y de la ciudad de Avilés, completamente arrasada por la aviación nazi, y que se ha reconstruido al más puro estilo soviético, con grandes edificios y avenidas, adoptando el nombre de ‘Nuevo Avilés’. En la playa, mirando al mar, el presidente Tomás lee un discurso en nombre de la República. Mucha gente que quiere honrar a sus muertos lleva mensajes en botellas para soltarlas en la mar. También Belarmino Tomás suele dejar una botella en las aguas del Cantábrico con palabras de paz para el mundo. Después de la espicha cerca de Xagó o en Nuevo Avilés, es costumbre que el Presidente de la República vaya a Mieres y acabe los actos del día haciendo una ofrenda oral ante el memorial, dónde deja cinco rosas rojas en memoria de todas las mujeres y hombres que dieron su vida por la revolución asturiana. A continuación lee un discurso que se emite en la televisión asturiana, se interpreta el himno nacional, ‘Asturies, Patria de Roses’, una adaptación revolucionaria del ‘Asturias, patria querida’ en la que por ejemplo se menciona a la martir Aida Lafuente, y se hace un desfile civil con todos los veteranos del 34 y de la Segunda Guerra Mundial, en el que participan además todas las viudas y huérfanos de ambas gestas, portando grandes retratos de sus seres queridos. Una salva de 34 cañonazos cierra esta jornada tan solemne.

El socialista Belarmino Tomás, líder del SOMA, de la revolución del 34 y presidente del Consejo Soberano de Asturias y León en la Guerra Civil. Foto: Constantino Suárez. Muséu del Pueblu d’Asturies.

El asturiano es junto con el ruso la lengua oficial en la Asturies soviética imaginada por Bardio, que incorpora por cierto como región autónoma el norte de la provincia de León. Es precisamente en Villablino donde el gobierno que preside Tomás crea un “Gulag”, un campo de concentración que en en 1956 se cierra en el marco de la desestalinización, que también llega a Asturies. Los principales opositores, clandestinos, del partido único asturiano, el UHP, son la quinta columna franquista, el grupo ‘España, nuestra patria’, los ultracatólicos ‘Lucha de Dios’, ‘Lletres Libres’, un colectivo de estudiantes que reclaman una apertura democrática del régimen y algunos nacionalistas asturianos celtistas. La Iglesia está tolerada, pero el Gobierno no fomenta la actividad religiosa. En la Segunda Guerra Mundial la aviación nazi arrasó Covadonga, como en el caso de Gernika, más por su sentido simbólico que estratégico, para desmoralizar a la población asturiana. En la postguerra la UHP reconstruye Covadonga, pero no como santuario religioso, sino como memorial civil a las víctimas de la tragedia. La UHP vigila de cerca la actividad de la Iglesia y pacta con Roma el nombramiento de los obispos.

Lenin, Stalin, Belarmino.

Claro está, también hay fisuras dentro del frente que ostenta desde 1934 el gobierno de la RSSA. Estas se agravan tras las muertes de Stalin, en 1954, y de Belarmino Tomás, en 1956. El padre fundador de la República socialista asturiana está enterrado en el ‘Memorial de Belarmino’, un mausoleo ubicado en una isla artificial construida en el río Caudal a su paso por Mieres. Mientras los ‘moscovitas’ de la UHP abogan por una Asturies estrechamente vinculada a Moscú, los ‘varsovitas’ quieren un socialismo asturiano pluralista y ‘con rostro humano’, así como una República más autónoma del Kremlin. También ha surgido dentro del Ejército un grupo clandestino, la Brigada Victoria, que aboga por una apertura democrática en la RSSA. Únicamente la hostilidad de la vecina España franquista, empeñada en recuperar el control de Asturies, mantiene a todas las facciones de la UHP mínimamente cohesionadas.

Mapa turístico de la RSSA.

¿De qué viven los asturianos en la RSSA? Bardio explica que tras una primera etapa de crisis, marcada por el bloqueo de la España franquista, la economía asturiana ha logrado reconstruirse en torno a sus actividades tradicionales, pesca, ganadería, minería e industria pesada, a los que se han sumado la instalación de una central nuclear en Navelgas, Tineo, una base de submarinos soviéticos en Xixón y una potente industria cinematográfica en Mieres. Belarmino Tomás, convencido de las posibilidades propagandísticas del cine, apostó por construir en la capital del Caudal unos grandes estudios cinematográficos donde se ruedan no solo producciones asturianas, sino también polacas, húngaras y de otros países del campo socialista. Además Asturies ha desarrollado su propio género cinematográfico: el “minerismo”, centrado en las vidas de los mineros. Junto a la histórica Universidad de Uviéu, la RSSA ha desarrollado otra univeridad, de carácter politécnico en Sama. La literatura en asturiano ha tenido un notable desarrollo gracias al impulso soviético a las lenguas de la nacionalidades, y la RSSA ya cuenta con un Premio Nobel en llingua asturiana.

‘Depués d´Ochobre’ es el el primer juego de rol escrito en asturiano e integramente ambientado en Asturies. La creación de Nicolás Bardio ya puede adquirirse en la web de Ediciones Radagast,tanto en su edición en asturiano como en castellano. El 26 de septiembre inicia su distribución comercial en toda España. Viene precedida de una campaña de crowfounding que logró más de 300 mecenas y recaudó en unas semanas los 12.000 euros para editar esta historia de espías con ‘sidra, vodka, kalashnikov, propaganda y comisarios políticos’, como la define su autor.

Diego Díaz Alonso
Escrito por

Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y forma parte del consejo de redacción de Nortes.

Haz click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

Las “doce rosas” de Candás ya tienen su película

Cultura

Cachondeo en las redes con el “carril bici” de Canteli

Actualidad

El lunes se instauran los guetos de Madrid

Covid-19

El mundo del fanzine y la autoedición celebra este sábado en Uviéu su día grande

Cultura

Asociación Cultural Nortes de Asturias © 2020 · Centradas en la periferia

Nortes en redes