Conecta con nosotras

Opinión

Adrián Barbón o la política del trending topic

Las medidas tomadas el pasado viernes por el presidente del Principado corresponden a la categoría de ‘Medidas Twitter’

Adrián Barbón. Foto: Iván G. Fernández

Adrián Barbón quiere ser ministro y su actitud frente a la pandemia está siendo la mejor prueba de ello. Desde sus insistencia en las declaraciones, acerca de que no le temblaría el pulso para tomar la medidas que fueran necesarias, hasta la solicitud de declaración del Estado de Alarma el pasado viernes, toda su actuación está dirigida a construir una imagen de liderazgo, fortaleza, rotundidad y decisión frente a los problemas de la ciudadanía.

Actitud inteligente ante una sociedad que demanda políticos que asuman sus responsabilidades, piensen en el bien común y dejen a un lado el permanente electoralismo. Comparado con la actitud del Gobierno de la Comunidad de Madrid o incluso con la del Gobierno de España, administraciones en las que a excepción de Yolanda Díaz, tanto más da que hubiera al frente una banqueta, el comportamiento que muestra el Presidente del Principado es lógico, pero no es honesto.

Toda su actuación está dirigida a construir una imagen de liderazgo, fortaleza, rotundidad y decisión frente a los problemas de la ciudadanía

La actitud del señor Barbón es puro postureo mediático, similar a la del resto de líderes políticos de los que pretende diferenciarse. Las medidas tomadas el pasado viernes corresponden a la categoría de Medidas Twitter. Se anuncia el cierre de las principales ciudades de la comunidad pero se puede salir de ellas hasta para hacer deporte. Se prohíbe la apertura de comercios más allá de las 22:00 horas, que es el horario habitual de cierre de los hipermercados. Se adelanta el cierre de la hostelería hasta las 23:00 horas cuando salvo días contados, a esas horas apenas hay gente por los bares. Y la medida estrella, se solicitará el toque de queda entre las 00:00 y las 06:00, una decisión sin ningún tipo de utilidad práctica… salvo para afianzar una imagen de duro líder.

Sin embargo, el señor Barbón no ha tomado ninguna medida preventiva que tuviera una utilidad real para atajar esta situación. El Gobierno del Principado de Asturias y su Consejería de Salud no han reforzado la atención primaria desde el mes de marzo hasta aquí. Su Consejería de Educación no tomó medida alguna acerca del comienzo del curso escolar hasta el mes septiembre y pudieron haberlo hecho. La Consejería de Industria y Empleo ha tomado exactamente 0 medidas para ayudar a los sectores en crisis, que no son pocos. Tampoco se metió mano para mejorar efectivamente el transporte público. No seré yo quien diga que gestionar una pandemia así es sencillo, pero quien pretende ser un líder tiene que demostrarlo en esta lides.

Se anuncia el cierre de las principales ciudades de la comunidad pero se puede salir de ellas hasta para hacer deporte

Estas medidas trending topic pretenden ocultar (y lamentablemente es posible que lo consigan), una falta de gestión real en los múltiples problemas que está ocasionado la situación económica en general y la pandemia en particular. Que a nadie se le olvide que a día de hoy el Gobierno del Principado no ha dado ninguna respuesta a la empresas y trabajadores del mundo de la cultura, a los que simplemente se les prohíbe trabajar, provocando la agonía del sector. Tampoco ha dado alternativas asociadas a las limitaciones de la hostelería y el comercio. En materia industrial, el señor Barbón y su consejero Enrique Fernández se han puesto de perfil en todos y cada uno de los problemas laborales que asolan la región y todo parece indicar que así va seguir siendo. ¿Por qué? Porque este gobierno está demostrando no tener líneas de trabajo al respecto más allá de bajarse los pantalones ante las multinacionales, mientras abandona a los trabajadores y a la pequeña empresa.

Adrián Barbón quiere ser ministro (si acaso no pica más alto) pero no toda vale para ello. No es lícito utilizar los miedos de la gente para hacerse pasar por el líder y el gestor que, hecho a hecho, demuestra que no es. Hasta el momento y en lo concreto queda patente su incapacidad para las carteras Sanidad, Educación, Trabajo, Transportes e Industria. Ahí es nada.

Héctor González
Escrito por

Es historiador, sindicalista y anarquista.

Comentarios
Advertisement

Lo más leído

“OTEA no nos representa, aquí autónomos y trabajadores vamos de la mano”

Actualidad

Celia Viada rescata los negativos de la fotógrafa republicana Benjamina Miyar

Cultura

Vauste: sesenta despidos y una fábrica partida en dos

Actualidad

Un tuit de Bayona ofreciendo contratos estables indigna a las enfermeras de Cabueñes

Actualidad

Asociación Cultural Nortes de Asturias © 2020 · Centradas en la periferia

Nortes en redes