Unos versos para Reema Saad, palestina y periodista asesinada por el ejército israelí

La informadora gazatí, su marido, su hijo y su hija de corta edad murieron el miércoles tras ser bombardeada su vivienda mientras dormían

Recomendados

Paco Álvarez
Paco Álvarez
Periodista, escritor y traductor lliterariu d'italianu. Ye autor de les noveles "Lluvia d'agostu" (Hoja de Lata, 2016) y "Los xardinos de la lluna" (Trabe, 2020), coles que ganó en dos ocasiones el Premiu Xosefa Xovellanos.

Su madre, que vivía en una zona más apartada, le pidió la noche anterior que fuera a dormir a su casa… por lo que pudiera pasar: Israel había desatado, por enésima vez, un apocalipsis de fuego y terror sobre los cielos indefensos de Gaza. Ella le contestó con una respuesta tranquilizadora: se sentía a salvo allí, en su propio piso, con su marido, su hija, su hijo y el hijo o hija en gestación que estaba por nacer. La aviación israelí, le aseguró a su madre, no iba a fijar su mirada en aquel bloque de viviendas civiles sin ningún valor estratégico. Pero el Estado de Israel y el ejército sionista tienen la ceguera y la ira de los demonios vengadores que encharcan de sangre algunas páginas del Viejo Testamento, y fijaron justo allí su mirada errática y homicida en la madrugada del pasado miércoles. Un misil alcanzó el edificio en el que vivía, en el barrio de Tal al-Hawa, en el sur de la ciudad de Gaza. Ella fue rescatada sin vida por los servicios de socorro palestinos. Su marido, Mohammed al-Telbani, y su hijo y su hija de corta edad, Zaid y Miriam, respectivamente, murieron en el hospital.

Se llamaba Reema Saad, tenía treinta años, estaba embarazada de cuatro meses. Tenía unos ojos hermosos y detrás de ellos había una mirada de mujer, de palestina y de periodista. Y seguramente cada una de ellas eran miradas propias y verdaderas. Hay unos versos del poeta y médico palestino Yasser Jamil Fayad que sonaron este viernes por la tarde en la concentración de solidaridad con el pueblo palestino celebrada en la plaza del Parchís, en Xixón. Son de su poema Mujer palestina. Robo aquí esos versos para ella, compañera periodista, palestina, que murió asesinada hace un par de días por la maquinaria de guerra del Estado de Israel: No hubo / miedo de armas / de tanques, / de los perros uniformados, / ni de toda la oscuridad / que ellos causaron. / Compartiste / cada momento / de nuestra historia…

- Publicidad -spot_img

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here