‘Maramoniz’, l’homenaxe a les güeles que canten al calor de la chapa

El Teatru Vital Aza de La Pola L.lena acueye esti miércoles el nueu trabayu de Mapi Quintana, un homenaxe a so güelita, a les güelites y a toos aquellos cantares contaos al calor de la chapa.

Recomendados

Elena Plaza
Elena Plaza
Es periodista, formadora en cuestiones de género, contadora de historias y enredada entre ruralidades.

Maramoniz, amás de ser un pueblu del conceyu L.lena, ye’l nome d’un nueu proyectu musical de Mapi Quintana. Maramoniz ye un homenaxe a güelita María, a toos esos cantares tradicionales (seya la tradición lo que seya y lo que quiera entendese por ella) que les güelites cantaben al calor de la chapa.

“Esti trabayu parte d’una grabación en ca mi güela”, cuenta Mapi, “con unes canciones más tradicionales y otres menos” y que mañana miércoles presentará nel Teatru Vital Aza de La Pola L.lena a partir de les 19.00 hores. Nun principio tenía duldes sobre qué cantares incluyir, si yeren lo bastante tradicionales, “pero llueu pensé ¡claro que les tengo que cantar!, son les canciones que cantaba mi güela, que les deprendió fadrá cincuenta o sesenta años. Son parte de la cultura musical d’Asturies. A veces veo xente que diz que non, que dalgo nun ye pa cantalo porque non ye tan tradi. Pues creo que sí lo yera porque ye lo que la xente cantaba porque escuchábalo na radio y eso ye inevitable, como agora, que facemos música tradicional y colocamos-y los acordes de Debussy o de electrónica porque ye lo que tenemos nel momentu. Ye importante ver que la música tradicional avanza colos tiempos”, desplica la l.leniza.

Un proyectu nueu que tovía nun ye discu y que recueye, a traviés de nueve pieces, les canciones de güelita María, composiciones de la propia Quintana, otra d’una amiga castellán basada nel folclore de Valladolid y un tema recoyíu por Ramsés Ilesias y Ambás. Y hai un tema más que la intérprete tien-y especial ciñu y présta-y enforma que tea presente: La leyenda del tiempo. Bien de sobra sabe que nun ye tradi astur pa nada, pero “cuenta una historia que yo quiero contar. Cuando Lorca escribe esi poema y Camarón lo canta, ya ficieron el trabayu pa mí. Ye una canción que m’apetez muchísimo cantar y ponela cola nuesa tradición”.

La leyenda del tiempo desplica esi sentir de la güelita María de nena, de cuando la guerra, cuando sentía voces nel monte. De cuando la nieta-y pregunta a la güela qué recordaba d’aquella: “Nada, nada, nun me preguntes porque non quiero saber nada”. “Y yo me la imaxinaba a ella siendo nena… Cómo una nena se enfrenta a una situación asina y l’únicu refuxo que tien ye los suaños… Y esa canción diz nadie puede abrir semillas en el corazón del sueño. Ye una imaxen tan potente que yo relaciono con esa canción. L’únicu llugar onde mi güela taba a salvo yera cuando dormía. Esa canción ye lo que espresa y por eso quiero metela”, desplica dende la emoción Mapi Quintana.

El fechu d’incluyir esti cantar, diz, “igual también ye pa remover lo que ye tradición o hasta ónde ye tradición. Qué más da. La música ye música. Y en cada momento tien la so xustificación. Esa canción necesita estar nesi repertorio porque cuenta una historia y los músicos somos contadores de histories, igual que cualquier otro artista”.

Dalgún sabrá que Mapi toca’l contrabaxu con Rodrigo Cuevas. Pero Mapi ye más qu’eso, ye cantante con formación jazzística n’Amsterdam. Y Maramoniz ye una esbilla de cantares más o menos tradicionales fusionaos con esi jazz que tamién-y llena l’alma. Enrriba l’escenariu tará acompañá por César Latorre, pianista, por Sonia Cartón, tamién pianista y cantante, y Juanjo Díaz, percusionista.

Pa poder asistir al conciertu, que como nun ye d’otra contempla tolos protocolos covid, hai qu’acutar entrada, al preciu de 5€, nel teléfono 985 49 11 57 o en la taquilla’l teatru.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí