Cuesta insiste en compatibilizar su cargo público y su negocio privado

Una sentencia judicial del pasado diciembre tumbó la doble vida laboral del concejal de Urbanismo de Oviedo, que ahora vuelve a pedir que le permitan ejercer su actividad profesional en paralelo a su cargo político

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

El Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 3 de Oviedo dictaminó a finales de año que Ignacio Cuesta, teniente de alcalde Oviedo y concejal de Urbanismo, no podía mantener la compatibilidad que le permitía ejercer en un despacho de abogados al mismo tiempo que desempeñaba su cargo político con dedicación exclusiva. El Pleno del ayuntamiento, con votos del PP y Ciudadanos, autorizó a Cuesta en la primavera de 2021 para proseguir con el ejercicio de su profesión por tratarse de una “actividad completamente residual”.

El Juzgado consideró sin embargo, ante la demanda del Grupo Municipal Socialista, que tal decisión no fue “conforme con el ordenamiento jurídico”. El auto calificó de “sorprendente” que el ayuntamiento ovetense considerase “una actividad marginal” la dedicación de “nada menos del equivalente al 50% de la jornada laboral” a su trabajo como abogado. La sentencia concluía que la decisión tomada por el Pleno del consistorio compromete “seriamente” el “derecho a participar en las tareas públicas” y “los propios intereses públicos”.

Tras conocerse la sentencia, la oposición municipal pidió la dimisión de Cuesta. Incluso desde Ciudadanos, su propio partido,  se consideró “muy poco ético, muy poco estético y desde luego reprobable políticamente” el comportamiento del concejal.

Ahora, apenas un mes después, Cuesta solicita nuevamente poder compatibilizar su actividad como abogado con su cargo político. El concejal de Urbanismo quiere dedicarle no más de cuatro horas semanales a la abogacía, como una “actividad marginal”.

Desde Somos Oviedo tachan esta nueva intentona de “deleznable”. “Entendemos que esta nueva muestra de desvergüenza hace que el Ayuntamiento vaya a aprobar nuevamente y, después de que la Justicia condenase la primera aprobación, una compatibilidad por el 100% del salario municipal, además, Nacho Cuesta pueda recibir dinero de sus negocios privados y ejercer su profesión. Es una manera burda de eludir una sentencia judicial que demuestra dos cosas: que Nacho Cuesta, C’s y el PP no tienen vergüenza, no respetan la Justicia y las decisiones judiciales e intentan encontrar vericuetos para saltarse la sentencia judicial; y dos, demuestra que PP, C’s y Nacho Cuesta no tienen entre las prioridades de su gobierno gobernar para los ovetenses, sino que vienen a llenarse los bolsillos de dinero público”, señala el concejal morado Rubén Rosón.

“Es intolerable que el alcalde ampare la pretensión del señor Cuesta de seguir sacando tajada a toda costa. El PP y Ciudadanos están haciendo funambulismo para esquivar un mandato judicial. Todo para que los ingresos del concejal de Urbanismo sigan engordando”, criticó por su parte el edil socialista Ricardo Fernández. Para este es “un absoluto despropósito las vueltas que da el señor Cuesta solo para que su bolsillo no se vea resentido”. Y añade que “cualquier cosa que haga el primer teniente de alcalde del señor Canteli está bajo la sospecha permanente que genera su actividad privada. Recordemos que está frente de cuestiones tan trascendentales como la revisión del PGO, la concesión de licencias o la firma de convenios urbanísticos”.

Artículo anteriorAvaricia y pecado
Artículo siguienteSiglo XXI

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí