No es un adiós, es un hasta pronto

Carta de despedida de la política institucional de Tania González, cofundadora de Podemos en 2014.

Recomendados

Tania González Peñas
Tania González Peñas
Profesora de enseñanzas medias y colaboradora de Nortes.

Hace ocho años por estas fechas estaba teniendo lugar el primer proceso de primarias de la historia de Podemos. Me presenté a aquellas primarias para constituir la candidatura al Parlamento Europeo con la clara convicción de que era necesario continuar por la vía institucional el proceso de transformación social iniciado en las calles y en las conciencias de nuestro país por el 15M. Un nuevo sentido común mayoritario clamaba contra la corrupción, contra los recortes sociales, contra la política para el 1% y con el anhelo de ensanchar las fronteras de la democracia. Motor de cambio político y social y vacuna frente a la canalización de la desafección política a través de la fuerzas de extrema derecha que hoy vemos crecer con temor en Europa. Tuve el honor de formar parte de ese primer Podemos que nació con el impulso de democratizar nuestro país en el fondo y en las formas y, ocho años después, sigo manteniendo intacta la convicción de que a la política institucional no se puede venir a buscar una profesión. Para quienes hacemos política con voluntad transformadora, esta no puede ser sino una actividad de entrega que, en cierta manera, implica renunciar o aparcar temporalmente algunos proyectos personales y profesionales para depositar toda nuestra energía en ese proyecto común. Y de la misma manera que hay que ser generosas para dar un paso adelante, hay que serlo para dar un paso atrás, retomar esos proyectos aparcados y abrir el camino a la construcción de nuevos liderazgos y protagonismos en los acontecimientos que están por llegar.

“Me siento orgullosa de haber contribuido a que hoy España tenga una Vicepresidenta como Yolanda Díaz”

Han sido ocho años de muchos aprendizajes, de mucha intensidad, de ilusiones y desilusiones, en los que el balance sólo puede ser de orgullo y agradecimiento. Me siento orgullosa de haber contribuido a que hoy España tenga una Vicepresidenta como Yolanda Díaz, que ha liderado políticas laborales radicalmente democráticas tras décadas de reducción de derechos y de normalización de la precariedad. Construir ese proyecto común que Yolanda se ha ofrecido a liderar brindará, seguramente, oportunidades para un renovado e ilusionante proceso de transformación política y social. Aprender de los errores del pasado reciente, ser profundamente generosas a la hora de construir sumas que multipliquen, huir del protagonismo de las siglas, situar por encima de todo un proyecto común feminista, democrático y ecologista, mantener la mirada larga, la transversalidad y la apertura política, van a ser claves para el éxito de un proyecto que profundice el cambio que ya iniciamos hace ocho años, cuando era impensable en España un sistema político más allá del bipartidismo.

La política, como sabemos, está en todas partes. Está en un Parlamento pero también en una comunidad de vecinos, en una asociación de barrio, en un colectivo ecologista o en un movimiento social como el feminismo, hoy sin duda alguna la vanguardia en la conquista de derechos. Desde todos esos lugares tocará seguir apoyando el cambio en nuestro país, seguir construyendo transformación social, seguir avanzando en derechos sociales y ensanchando la democracia. Nos veremos, siempre con voluntad transformadora, en todos esos espacios y muchos más. Hasta pronto.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí