“Hay que suprimir curvas, no trenes” replican los sindicatos al Ministerio de Transportes

Los trabajadores reclaman inversiones en la infraestructura ferroviaria, y Podemos, IU y Foro que el Principado asuma las competencias de cercanías.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Las palabras de Raquel Sánchez desmintiendo la intención del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana de suprimir líneas de tren en el medio rural no han convencido a los defensores del ferrocarril público. “No es verdad. Con este anteproyecto de Ley se pueden suprimir trenes en las zonas rurales” ha denunciado Diego Sánchez, ferroviario y sindicalista de CGT. Más conciliador, Francisco Barros, de UGT, y presidente del comité de empresa de RENFE Operadora, espera que las palabras de la ministra supongan un punto de inflexión porque el tren “necesita ser potenciado para volver a ser una alternativa fiable para los pasajeros”. En opinión de Barros los años de desinversión han provocado la crisis de las cercanías asturianas. El “Plan de Cercanías 2017 – 2025 es un parche, y acumula muchos retrasos en su puesta en marcha. Necesitamos un segundo plan de cercanías para modernizar la infraestructura y recuperar viajeros”, que ha puesto como ejemplo para Asturies la inversión en la mejora de la línea Santander-Bilbao para conectar ambas capitales en una hora de trayecto.

“Hay que suprimir curvas, no trenes” explica Diego Sánchez, para quien “no es de recibo que tengamos trenes que por los trazados actuales no pueden superar velocidades de 80 kilómetros por hora”.

Concentración en la estación de tren de Xixón en defensa de las cercanías convocada por Asturies pol Clima. Foto: Luis Sevilla.

Críticas también de la plataforma Asturies pol Clima que agrupa ecologistas, ONG´s y sindicatos. Desde este movimiento se critica “el intento del Ministerio del Transporte de esconder el mal servicio prestado en los trenes de cercanías, en los trenes regionales, en el transporte cotidiano del mundo rural y en los trenes de mercancías, detrás del espejismo que señala a España como el segundo Estado del mundo, tras China, en número de kilómetros de alta velocidad”. Desde la plataforma consideran fundamental apostar desde el Estado y las distintas administraciones por el tren público convencional como principal medio de transporte colectivo, con capacidad para conectar tanto los núcleos urbanos como el medio rural.

Competencias ferroviarias

Desde Podemos Asturies, IU y Foro coinciden en reclamar al Gobierno central la gestión de las cercanías, pero con una inversión previa del Estado central que haga frente a las deudas históricas con el Principado en materia de modernización de las infraestructuras ferroviarias. Las tres formaciones políticas coinciden en que el modelo vasco sería en el que debería inspirarse el AsturTren.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí