Bien hallada, Sra. Sánchez:

La pregunta es si la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana está implicándose en todas las obras pendientes, o sólo en aquellas que le interesan.

Recomendados

Antonio Díaz González
Antonio Díaz González
Forma parte del movimiento ciudadano "Imagina un Bulevar" y de la red Oviedo Sostenible.

Bien hallada, Sra. Sánchez:

Vemos con satisfacción que está de visita por Asturias la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, y que está volcada en las obras que, correspondiendo a su ministerio, se desarrollan en el Principado. La pregunta es si está implicándose en todas las obras pendientes, o sólo en aquellas que le interesan. Veámoslo.

Ha estado en Ribadesella, prometiendo algún arreglo para el puente sobre la ría. Lo realmente importante sería saber cuánto tiempo va a pasar desde esta promesa hasta que veamos resultados, pero no hemos oído que hable de ninguna fecha concreta.

También se la ha visto prometiendo millones para terminar el soterramiento del tren en Langreo, ni más ni menos que 47 millones. La cuestión es que esta obra lleva ya gastado tanto dinero, y tanto tiempo, que ha agotado la paciencia y la credulidad de muchos. Ponga fecha al fin de las obras, y luego, cúmplala, Sra. ministra.

Vista de las vías próximas a la estación de tren de Gijón FOTO: Luis Sevilla

Otro lugar que visitará será Gijón, donde la esperan como agua de mayo para firmar “loquesea”, con tal de empezar a contar con una estación de tren definitiva. Le recomendaríamos a la alcaldesa que se acerque con ella a la estación de autobuses, pero claro, se les caería la cara a las dos al ver la deplorable instalación, además del peligro que correrían de acabar bajo las ruedas de cualquiera de los autobuses, como bien saben todos los usuarios de semejante desatino. La mayor ciudad del Principado recibe a sus visitantes en una instalación que sería impresentable en el tercer mundo.

En esta ciudad debería hablarles a sus habitantes de planes concretos para la integración del ferrocarril, incluyendo la puesta en funcionamiento de esos túneles y galerías que, tras años de abandono, permitirían una integración real del medio de comunicación más social y ecológico, el tren. Y no hace falta que concrete cuándo va a llegar a más lugares que los que el túnel ya ocupa. Primero poner en funcionamiento lo que hay, y luego ya se verá.

“LA MAYOR CIUDAD DEL PRINCIPADO RECIBE A SUS VISITANTES EN UNA INSTALACIÓN QUE SERÍA IMPRESENTABLE EN EL TERCER MUNDO”

Donde no se la espera es en el suroccidente, suponemos que por miedo a quedar encerrada por un nuevo argayu, aunque sí habla de una inversión para el Puente de La Barrosa en la N- 634. Bienvenido sea el dinero para reconstruir lo construido hace diez años con tecnología puntera, y que ha tenido que ser demolido por problemas estructurales. Bueno sería saber si van a investigar las responsabilidades en la construcción/demolición de este equipamiento.

Y, por último, donde estamos deseando recibirla es en Oviedo, para enseñarle nuestro querido monte Naranco, junto a las infografías publicadas por su ministerio, a ver si a ella le parecen tan aberrantes como a la mayoría de los carbayones, a los muchos visitantes de la ciudad, y algunos políticos que quedaron asustados cuando vieron las imágenes. Nos gustaría enseñarle esta privilegiada zona del municipio y explicarle que queremos seguir disfrutando de su naturaleza.

Protesta contra la Ronda Norte en el Día Mundial del Medio Ambiente. Foto: David Aguilar Sánchez

Aprovechando su visita a nuestra querida ciudad, nos gustaría enseñarle todo el tráfico que procede de una de sus zonas de mayor crecimiento, la Gran Argañosa, cuyos vecinos sufren la falta de comunicación con la propia ciudad y con la red de autopistas, y que verían con gran satisfacción que se pusiera en marcha una salida hasta el enlace de La Pixarra, en lugar de seguir dando vueltas a los planes de la Ronda Norte.

Entendemos que, con tantos asuntos pendientes, le entre el miedo a no encontrar el momento de volverse a Madrid, pero puede mirarlo por el lado bueno: se ahorraría los peajes del Huerna, el más caro del país, y el de Guadarrama, el único de todas las entradas a la capital de España. Con lo que ahorraría en dinero podría darse el gusto de probar las especialidades culinarias de nuestra comunidad, y, además, ¿qué hay mejor que quedarse en el paraíso?

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí