Mual será la cuarta comunidad energética asturiana

La aldea de 85 habitantes, en Cangas del Narcea, logrará la autosuficiencia a través de paneles solares, biomasa y una minicentral hidroeléctrica.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

El consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica, Enrique Fernández, ha entregado este sábado a los vecinos de Mual, en Cangas del Narcea, un estudio previo para impulsar una comunidad de autoconsumo energético en la localidad, situada a las puertas de la reserva natural integral de Muniellos y donde residen 85 habitantes.

El documento, elaborado por la Fundación Asturiana de la Energía (Faen) con la colaboración del comisionado para el Reto Demográfico, Jaime Izquierdo, y la Fundación Cetemas (Centro Tecnológico Forestal y de la Madera) se enmarca entre las iniciativas que impulsa el Gobierno de Asturias para revitalizar las aldeas y luchar contra la despoblación, ha informado el Principado en una nota.

A la presentación han asistido también el alcalde de Cangas del Narcea, José Víctor Rodríguez; Jaime Izquierdo, el director de la Fundación Cetemas (Centro Tecnológico Forestal y de la Madera), Juan Majada, y el director de Faen, Carlos García, así como vecinos y vecinas de Mual.

Presentación de la comunidad energética

Esta iniciativa, que cuenta con la implicación de la población a través de la Sociedad Cooperativa Puerta de Muniellos, persigue varios objetivos.

Por un lado, abordar los problemas derivados del abandono de las actividades tradicionales locales vinculadas a la agricultura, la ganadería y el aprovechamiento del monte, y por otro, incorporar nuevas perspectivas, visiones y tecnologías que promuevan opciones económicas alternativas para el futuro de las aldeas vinculadas al aprovechamiento sostenible de sus recursos locales. Para lograr estos propósitos se plantean tres acciones concretas centradas en la recuperación integral del sistema agroecológico local, orientado a la producción agroalimentaria de calidad y a la conservación del paisaje y de los agroecosistemas.

También busca la implantación de un sistema energético local basado en energías renovables para garantizar el autoabastecimiento, cuyo studio previo contempla la creación de una comunidad energética de carácter rural basada en el aprovechamiento de recursos renovables del entorno. Además, propone la dinamización de un sistema local de empresas orientado al emprendimiento y a la captación nuevas oportunidades vinculadas con el turismo rural, turismo de naturaleza, teletrabajo, y artesanías.

El sistema energético que se plantea tras analizar las posibilidades del entorno incluye una instalación híbrida para autoconsumo colectivo formada por una planta solar fotovoltaica y una microcentral hidroeléctrica, que suman una potencia total cercana a los 100 kilovatios (kW), así como una red de calor alimentada por biomasa con una potencia próxima a los 500 kW.

Río Muniellos. Foto: Wikiwand.

La microcentral permitiría aliviar las carencias de producción de la instalación fotovoltaica durante el invierno, con lo que se podría alcanzar una cobertura anual del consumo eléctrico próxima al 85 por ciento.

Dado que una de las prioridades es la búsqueda de mayor autosuficiencia energética, se propone una red de calor basada en biomasa alimentada por residuos forestales del entorno, cuyo aprovechamiento, que ha de apoyarse en criterios de gestión forestal sostenible, implicaría el despliegue de infraestructura y equipamiento para la extracción, procesado y acopio del biocombustible.

Los principales objetivos que persigue el sistema energético son incrementar el grado de autoabastecimiento y reducir la dependencia y el riesgo de escasez, y rebajar los costes energéticos y establecer sinergias con la actividad agroforestal de la comarca, contribuyendo a generar empleo, fijar población y afrontar el problema demográfico.

Asimismo, busca fomentar una gestión forestal sostenible en las masas boscosas, favoreciendo su limpieza, limitando los riesgos de incendios y enfermedades y contribuyendo a la conservación de la biodiversidad y el paisaje, y ejercer como proyecto incentivador, puesto que debería servir como referencia para replicarse en otros territorios rurales y extender así los efectos positivos esperados

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí