El Ayuntamiento de Oviedo permitió la construcción de un edificio en La Florida sin los trámites preceptivos

El pleno municipal aprobó ayer el estudio de detalle para unas viviendas que ya están casi listas

Recomendados

Andrés Illescas
Andrés Illescas
Es periodista.

El pleno municipal del Ayuntamiento de Oviedo dio ayer su aprobación definitiva al estudio de detalle (un documento que establece las condiciones concretas de edificabilidad de la parcela) del número 3 de la calle Carreño, en el ovetense barrio de La Florida. Hay previstas un total de 56 viviendas, garajes y trasteros. Sin embargo, aunque el paso preceptivo de aprobar el estudio de detalle se dio ayer, ese bloque de pisos ya está construido.

El Ayuntamiento de Oviedo dio licencia, aunque “sin permiso de inicio de obra”, a la constructora, “Altamira”, en febrero de 2020. En aquel documento se recoge que existe un estudio de detalle aprobado en marzo de 2001, pero se supedita el inicio de las obras a aportar otros siete documentos que quedaban pendientes.

Contrasta esta licencia con que en agosto del año 2019, la empresa presentara un nuevo estudio de detalle, alineaciones y rasantes, indicando que este nuevo documento se realiza “como consecuencia del requerimiento municipal derivado del informe sobre alineaciones oficiales realizado por el topógrafo municipal, elaborado en mayo de 2019“.

Un mes después, la firma vuelve a aportar nueva documentación, aludiendo a una conversación con el técnico municipal, en la que se les exponen algunos “pequeños errores en la memoria y los planos” que deben subsanar.

Se entregan estos cambios el día 6 de septiembre de 2019 y, al día siguiente, el topógrafo municipal ya emite una valoración, en la que, a pesar de echar en falta planos vectoriales y hacer algunas recomendaciones de posibles modificaciones, entiende que puede iniciarse el trámite para la aprobación inicial del estudio de detalle. Eso sí, este documento advierte la existencia de un proceso paralelo para la parcela que se está tramitando en el área de licencias, que cuenta con un informe de alineaciones y podría verse modificado con la aprobación del nuevo estudio de detalle.

El siguiente paso que da la inmobiliaria, pocos días antes de recibir la licencia, es solicitar el inicio de los trámites para otro de los pasos necesarios, la evaluación ambiental estratégica, un anexo al estudio de detalle. Los técnicos municipales entienden correcto lo presentado y en junio de 2020 se aprueba inicialmente la documentación.

No coinciden, sin embargo, los funcionarios de la Consejería de Medio Ambiente, que emiten un informe en febrero de 2021, considerando que “el documento ambiental estratégico presentado no reúne las condiciones de calidad necesaria”. Esto obliga a la constructora a presentar un modificado en octubre de ese mismo año y al mes siguiente el Principado da por bueno iniciar el periodo de exposición pública de la evaluación ambiental, para posibles alegaciones.

Finalmente, esta parte queda aprobada en marzo de 2022, con las obras de las viviendas prácticamente finalizadas. Lo mismo que el estudio de detalle, que recibió el visto bueno definitivo en la jornada de ayer, cuando los trabajadores del número 3 de la calle Carreño se encontraban dando los últimos retoques a unas viviendas que se han erigido sin oposición municipal, a pesar de no contar con toda la tramitación completada.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí