El VESU arranca motores

The Shivas, Carolina Durante y Shame anticipan el esperado retorno a Oviedo Los Planetas

Recomendados

Víctor Guillot
Víctor Guillot
Víctor Guillot es periodista y dirige el Centro de Interpretación del Cine en Asturias. Ha trabajado en La Nueva España, Asturias 24, El Pueblo de Albacete y el diario digital migijon. Colabora en la Cadena Ser. Su último libro, junto a Rubén Paniceres, se titula "Ceniza a las cenizas. David Bowie y la revolución visual de la cultura pop" (Ed. Rema y vive).

La vieja fábrica de armas de La Vega arrancó toda su maquinaria, a fuego lento, dosificando el fumeque (prohibido) y racionando la cerveza y el agua (tres consumiciones por barba). Menos da una piedra. Más allá de las birras y los pinchos de contrabando, el personal tenía ganas de festi y supo sobreponerse a las inclemencias gubernativas porque lo importante era ver sobre las tablas del escenario a The Shivas, Carolina Durante y Shame, un buen comienzo del post rock sentimental y garajero, al punk patrio y británico más salvaje. A su manera, encajaba. De ahí podía salir un extravagante relato musical, pero relato, al fin y al cabo.

The Shivas en el VESU Fest. Foto de Alisa González.

Diario de Diane…Entre melodías melancólicas y surferas, los de Portland inauguraron la III edición del Vesu Fest aportando con su último disco Feels So Good // Feels So Bad pinceladas de rock psicodéiclo que harían las delicias de David Lynch o Angelo Badalamenti. The Shivas es de esas bandas que encajan en el VESU aunque sólo sea porque en la Fábrica de Armas se respira el clima telúrico, siniestro y bello de aquel misterioso y sombrío pueblo llamado Twin Peaks. La presencia de la cantante Kristine Leonard en la batería, enfundada en un hipnótico vestido rojo, junto al guitarrista Jared Molyneux, te trasporta a otra época, esa América Graffity de cadillacs plagada de sueños y pesadillas, hermosa, etérea y alucinada. La banda presentó el portentoso Doom Revolver, su último sencillo, y repasaron su discografía, llena de canciones vigorosas y aterciopeladas como Tell me that you love me o White Rabbit que te transportan a laberintos psicodélicos o Gloria, de su primer LP Dark Thoughts.

Diego Ibáñez, cantante de Carolina Durante. Foto de David Aguilar Sánchez.

La jornada dio paso a Carolina Durante que presentaba en Asturias su segundo LP, Cuatro chavales, una prolongación de su primer disco y que es una reflexión castiza y punk de su periplo por los escenarios a través de la mirada de cuatro chicos generación Z. En ese extraño salto a la fama bien o mal digerido, surgen canciones como Tu nuevo grupo favorito o Granja Escuela, siempre desprejuiciadas, que tratan de retratar las convenciones desde un costumbrismo urbano que no se rompe mucho la cabeza con las melodías y busca la complicidad de un público perdido y desclasado. No se puede negar que Diego, el cantante, lo da todo sobre el escenario, hasta el punto de sufrir un calambre en la tercera canción que lo mantuvo cojo durante todo el concierto. Aún así, se dejó la piel en el escenario, a su manera, cantándole al suelo, algo que el público agradeció desde el primer tema.

Charlie Stee, cantante de Shame. Foto de David Aguilar Sánchez.

El plato fuerte de la noche corrió a cargo de Shame, la banda post-punk de fervoroso sentimiento obrero que ofrece una voz a la juventud de izquierdas desde Brixton y que ya forman parte de la nueva escena punk coronada por Fontaine D.C. Suenan a The Fall, a Gangs of Four. Me flipan. Sobre el escenario, su cantante, Charlie Steen, dejó muestras de la nueva rabia londinense en temazos como Concrete de su LP Song of a Praise o Alphabete, una auténtico ciclón de su anterior trabajo Drunk Tank Pinke. Pura energía sobre el escenario del VESU FEST que invitaba a hacer pogos hasta clavar los dientes en el suelo y seguir bailando. Shame tiene la capacidad de canalizar la ira en himnos llenos de sarcasmo y cinismo, sin restar un ápice de rabia. Su bajista, Josh Finerty, es capaz de tirarse al suelo, voltearse y seguir tocando, sin inmutarse.

El VESU se confirma como una escena indispensable para Oviedo y Asturias. La tercera edición llega para consolidarse con esta reentré que sólo ha comenzado y que hoy tendrá como plato fuerte a Los Planetas, después de 22 años sin subirse a un escenario en la capital. Estaremos atentos.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí