Langreo: ¿Qué hacemos con los baldíos industriales?

Los trabajos de derribo y descontaminación en Nitrastur suponen un tímido avance en un concejo que acumula un 25% de suelo industrial en desuso.

Recomendados

Andrea Núñez
Andrea Núñez
Es periodista.

“Cuando los niños de las cuencas mineras salían de su pueblo no tenían que decir de dónde eran. Todo el mundo lo sabía. ¿Por qué? Su ropa olía a humo. A humo de las locomotoras, de las chimeneas, de los tubos de escape…”, escribía Aitana Castaño en su libro “Los niños de humo” en 2018. Poco o nada queda ya de esa sensación entre muchas de las personas que ahora viven en las cuencas mineras, hijas, nietas o bisnietas de quienes vivieron esa vida, ahora algo lejana.

En los últimos 20 años, tanto el Valle del Nalón como el del Caudal han perdido cerca de 20.000 habitantes, una media de mil habitantes al año. Entre el año 2000 y el 2020, aproximadamente el 71% de la bajada demográfica de Asturias pertenecía a dichos valles. Unas cifras preocupantes y desalentadoras que hacen pensar en el futuro de estas cuencas y, sin poder evitarlo, en lo que un día fueron en el pasado.

Foto: David Aguilar Sánchez

Langreo viviría desde mediados del siglo XIX una industrialización basada en la extracción del carbón y el desarrollo de las actividades siderometalúrgicas. Durante los años comprendidos entre 1940 y 1950, como se recoge en el estudio realizado por el Instituto de Recursos Naturales y Ordenación del Territorio (Indurot) de la Universidad de Oviedo, experimentó su máximo crecimiento económico y demográfico. A partir de 1960, en cambio, empezó su declive económico y demográfico, inicialmente más suave y progresivamente más acusado. Actualmente, cuenta con numerosos emplazamientos industriales que se encuentran en desuso y suponen numerosas dificultades para su desarrollo. Casi el 25% de los suelos son baldíos industriales, es decir, una cuarta parte del suelo urbano de los distritos de La Felguera, Lada y Barros, sobre todo, son terrenos que están abandonados y contaminados en gran parte. Probablemente no exista en España un espacio tan elevado de baldíos industriales hoy en día. Además, dichos terrenos se encuentran en el corazón urbano y social de Langreo por lo que hablamos de un espacio central cubierto de baldíos industriales como Nitrastur, Felguera Melt o la central térmica de Lada, entre otros.

Foto: David Aguilar Sánchez

El Conceyu pola Transición Xusta, a través del grupo municipal Unidas por Llangréu, presentó en junio de 2021 una moción en el Ayuntamiento de Langreo para crear un consejo municipal de participación sobre dichos baldíos industriales. Una moción que fue aprobada en pleno con los votos a favor de Unidas por Llangréu, Ciudadanos y PP y la abstención del PSOE. Si bien es cierto que un año después no se ha avanzado en ese aspecto, el colectivo sigue haciendo hincapié en las 2 líneas de trabajo en la que quieren basar sus objetivos: crear empleo y apoyar creaciones empresariales sostenibles e invertir en la recuperación urbanística y ambiental.

Foto: David Aguilar Sánchez

El mes de julio comenzaban los derribos en la antigua factoría de Nitrastur, cerrada desde 1997. Se tiró un antiguo almacén y se prevé que Iberdrola continúe con la descontaminación del suelo. Pero, como asegura Pablo García, del Conceyu pola Transición Xusta, Nitrastur “es solo una parte porque después tenemos los suelos de la antigua térmica, todos los suelos que van hasta Barros y también hasta Sama. Todos son baldíos industriales y no todos propiedad de Iberdrola”. Es importante prestar atención a los errores del pasado y aprender de ellos para decidir qué hacer con todos esos terrenos. Ahí reside la importancia de un proceso participativo y transparente con los vecinos y vecinas de Langreo en el que se lleven a cabo soluciones para futuros usos en ese 25% de la zona. Dentro de esos objetivos tiene que estar presente la recuperación urbana y ambiental, prioritaria para la transición justa, para lograr por fin frenar esta sangría poblacional. Es transcendental la creación de puestos de trabajo pero también recuperar el interés de Langreo como entorno habitacional, con viviendas de calidad, para evitar la emigración de los últimos años. Son muchas las personas que han decidido vivir en zonas como Gijón, Oviedo o Pola de Siero y desplazarse a Langreo únicamente a trabajar porque no encuentran aquí un espacio agradable en el que vivir. Además, dada la extensión y la importancia geográfica de dichos baldíos industriales, en esos terrenos cabe todo tipo de usos y, para ello, el Conceyu pola Transición Xusta propone la ordenación de ese puzle a un organismo especializado. Apuestan por el Indurot, un organismo público (mencionado anteriormente) que haga una propuesta inicial para que, después, los diferentes agentes presentes en la sociedad langreana manifiesten su punto de vista y así lo que se haga en ese espacio sea el resultado del consenso entre empresas, grupos políticos municipales y asociaciones ciudadanas ya que completa la trama urbana de Langreo.

Foto: David Aguilar Sánchez

Por su parte, el Ayuntamiento de Langreo asegura que todos los suelos industriales de titularidad pública están desarrollados y listos para la venta y aquellos que no se consigan vender se sacarán a subasta. Por otra parte, los de titularidad privada tienen el desarrollo para urbanización y servicios, como es el caso del antiguo Lavadero de Modesta (Sama) o Nitrastur. Y, al igual que con Felguera Melt (terreno entre el río y el casco urbano de La Felguera), lo que se pretende desde el Ayuntamiento es ganar espacios verdes y zonas residenciales para viviendas y algún área para industrias no contaminantes ya que son terrenos que permitirían coser los distritos de Barros y La Felguera.

Desde luego, el panorama nada tiene que ver con el que se vivía en aquellos años en los que las ropas olían a humo y ceniza. Aquellos niños, hoy nuestros mayores, observan una imagen desoladora al caminar por las calles de este concejo y encontrarse los baldíos industriales. Y esto es algo que puede (y debe) cambiar ya que esos espacios presentan una gran oportunidad de transformación para poder recuperar la vida y el crecimiento demográfico en el corazón de Langreo.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí