Conecta con nosotras

Cultura

Instrucciones para repudiar la vida moderna

“La vida en la tierra” es el primer libro traducido al español de Baudouin de Bodinat, escritor clandestino del que no se conoce más que su seudónimo

Tal vez ya esté todo perdido y Pablo Und Destruktion no lo sabe. En “La Bestia Colmena”, la primera novela del trovador gijonés, una pandilla de marginales y heterodoxos-Tomasín, Manolín el Gitano-se rebela contra el Leviatán político y tecnológico que arrasa con la vida, la libertad y las canciones bonitas. Aún estamos a tiempo, nos alienta Pablo, aún no estamos encerrados del todo en el trabajo alienante, la fibra óptica y la comida precocinada. Pero el libro que me ocupa ahora parte de unas expectativas mucho más sombrías: “Demasiado tarde para estar tranquilos”, reza la cita que encabeza el texto.

Me refiero a “La vida en la tierra. Reflexiones sobre el poco porvenir de estos tiempos”, publicado al alimón por Pepitas de Calabaza y Ediciones El Salmón. Se trata de la primera noticia que tenemos en España del francés Baudouin de Bodinat, un escritor clandestino del que no conocemos más que su seudónimo: ni foto, ni edad, origen o profesión. Es todo un reto enfrentarse a un texto desconociendo la identidad del autor-ese estúpido consuelo de creer saber de antemano a qué atenernos-, y lo es mucho más en un libro como este, que tritura cánones ideológicos y transita por senderos de nadie. Bodinat recurre a esta frase de Theodor Adorno para explicar la bastardía de su pensamiento: “Poner todos los argumentos reaccionarios contra la civilización occidental al servicio de la ilustración progresista”. Malabarismos filosóficos no aptos para intelectos melindrosos, angostos o autocomplacientes.

Al contrario que Pablo Und Destruktion, Bodinat cree que nuestro encierro está consumado desde hace mucho tiempo. No nos queda ya más que embrutecernos con las golosinas del “nihilismo burgués”; achicar la angustia de una existencia mecánica y hueca de sentido o cargar en solitario la cruz de nuestra rebeldía, impotente y patética frente a esta “monumentalidad autoritaria que nos convierte en hormigas”. Bodinat repudia esta vida sintética y administrada, este “presidio de la economía”, esta “racionalidad mercantil” que hace de nosotros un mero apéndice-un recambio, un engranaje-de la maquinaria social. “La vida moderna es como una cruz”, por decirlo en palabras de Und Destruktion.

A ratos cuesta creerse a Bodinat, o cuesta tomárselo en serio. Su tono es a veces muy próximo a la jeremiada, al sermón apocalíptico o a una nostalgia que se presta fácilmente a la caricatura. Tiene también ramalazos de un humor bilioso y perverso, amén de no pocos fragmentos de una clarividencia turbadora e incontestable. “Si recordásemos lo que somos, nuestro vasto pasado lleno de aventuras y lo inesperado que es estar en el universo, esos hermosos atardeceres de luces gloriosas nos empujarían a cometer actos de desesperación; o sea, a unirnos en conspiraciones implacables. Pero no, bajamos la mirada y cada cual vuelve a su casa”.

“La vida en la tierra” divaga entre la literatura y la crítica social, entre el diario personal y la vivisección psicológica del malestar contemporáneo. Un vastísimo catálogo de derrotas, infamias y humillaciones. Bodinat es romántico y científico, sociólogo y poeta. Enemigo del progreso no por reaccionario, sino por libertario, esteta y humanista. Su nostalgia no es la del tradicionalista o retrógado, es más bien la del rebelde consciente de que el poder le ha robado un mundo más bello y más alegre. Bodinat es de la estirpe de los conservadores sabios y hedonistas, esos que serían felices cantando tonada y bebiendo sidra en el extinto “Gijón” de Pablo Und Destruktion.

Bernardo Álvarez
Escrito por

Graduado en psicología y ahora periodista entre Asturias y Madrid. Ha publicado artículos en ABC, Atlántica XXII, FronteraD y El Ciervo.

Haz click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

Las familias de La Corredoria proponen habilitar el mercado como espacio educativo

Actualidad

Las trabajadoras de residencias públicas ganan una primera sentencia contra el recorte de sus vacaciones

Actualidad

Va dir por ti, Yoli

Actualidad

Los pensionistas asturianos secundan las movilizaciones en ALSA

Actualidad

Asociación Cultural Nortes de Asturias © 2020 · Centradas en la periferia

Nortes en redes