¿Y en Madrid nun puede haber pactu del duernu?

Que'l PSOE ye capaz de dexar gobernar al PP sábenlo bien n'Uviéu. Fízolo dos veces siguíes na capital asturiana y nun-y pasó factura electoral.

Recomendados

David Artime
David Artime
Periodista y escritor. En 2009, ganó el premio de narrativa en lengua asturiana de la editorial Trabe con la novela "La Bufanda", en la que aborda el mundo de los ultras de fútbol.

Elecciones municipales del añu 2011. Gabino de Lorenzo y el so Partíu Popular lleven 20 años ininterrumpíos gobernando’l Conceyu d’Uviéu, y dende 1995 con mayoría absoluta. Una mayoría absoluta que nesta cita va romper la llista de Foru Asturies comandada por Arturo González de Mesa. Los foristes saquen siete conceyales, frente a los once del PP, a los seis del PSOE y a los trés d’Uviéu pola Izquierda (Izquierda Unida).

El cabezaleru de la llista d’Álvarez-Cascos anuncia que presenta candidatura y busca l’apoyu de la izquierda. El conceyal d’Uviéu pola Izquierda, Roberto Sánchez Ramos, nun lo duda. La primer vez en 20 años preséntase una oportunidá seria de sacar al gabinismu de l’Alcaldía. Fai dellos llamaos a los socialistes pa que negocien un Gobiernu tripartitu como alternativa al PP. Pero’l candidatu del PSOE, Alfredo Carreño, anuncia que van astenese. ¿La razón? Que los socialistes nun apoyaríen a nengún candidatu de dereches. Al menos esa fue la esplicación oficial.  ¿La estraoficial? Caún tenía la suya. La más estendida yera qu’a los socialistes uvieínos pegáren-yos el toque: Gabino sigue Gobernando la capital. Órdenes d’arriba. Concretamente de la Federación Socialista Asturiana. Y l’AMSO (Agrupación Municipal Socialista de Oviedo) a callar y a obedecer. Rollu democráticu y tal.

Nel 2011 y 2015 el psoe refugó formar un tripartitu pa sacar al Pp de l’alcaldía d’uviéu

Elecciones municipales del añu 2015. Esta vez ye Somos Uviéu (la candidatura apadrinada por Podemos) la que pega la mocada electoral. El PP caltién los sos once conceyales, pero los seis de Somos, los cinco del PSOE y los trés d’IU sumen mayoría absoluta. La primera vez dende los años 80 hai posibilidaes de conformar un gobiernu d’izquierdes n’Uviéu.

Esta vez el PSOE nun tien escusa. Lo de garrásela con papel de fumar pa nun apoyar un candidatu de dereches (aunque ello suponga regalar l’Ayuntamientu a otru más de dereches tovía) yá nun cuadra. La ecuación ta clara: PSOE ya IU apoyen a la candidata de Somos a l’Alcaldía, Ana Taboada, pa que xestione un gobiernu tripartitu de les trés formaciones. Pero los socialistes vuelven dar la campanada, ante’l plasmu xeneral, los sos militantes carbayones incluyíos. El Comité Autonómicu de la FSA ordena que’l PSOE d’Uviéu nun apoye a Taboada y presente al so candidatu, Wenceslao López, al plenu d’investidura. Otra vez, el PSOE dexa que’l PP siga gobernando la capital. Y otra vez, órdenes d’arriba. Unes órdenes que los socialistes uvieínos obedecieron sin gorgutar, o gorgutando más bien poco. La xugada nun-yos acabó saliendo, porque’l día del plenu los ediles de Somos apoyaron a Wenceslao López, y el PSOE acabó echando al PP, eso sí, sin querelo.

Los asturianos, y especialmente los ciudadanos d’Uviéu, sabemos bien que la pregunta que titula esti artículu ye pertinente dafechu: ¿ye posible un ‘pactu del duernu’ (el popular términu col que se designa esi supuestu repartu de poder, pol que los socialistes controlen el Gobiernu autonómicu y los populares el de la capital) na Comunidá de Madrid? Evidentemente suena disparatao. Pero ¿y si se reformula la pregunta? ¿Tán realmente dispuestos los socialistes a pactar un Gobiernu con Unidas Podemos con tal de sacar a Ayuso de la Presidencia de la Comunidá? Nel 2011 y nel 2015 los socialistes asturianos demostraron que son bien capaces de dexar que la derecha siga gobernando.

nun fai nin trés selmanes que gabilondo dicía “con esti iglesias non”

Ye verdá qu’ente’l PP d’Ayuso y el PSOE de Pedro Sánchez paez que salta alguna chispa más qu’ente la FSA de Javier Fernández y el PP de Gabino de Lorenzo (Gesuosa, Villamadalena, Pokemon, ‘putes y varios’ aparte). Pero tamién ye verdá que nun fai nin trés selmanes que Gabilondo repetía lo de que nun pactaría “con esti Iglesias”, y nun fai nin 20 meses que Pedro Sánchez nun dormía tranquilu pensando nun pactu con Podemos. Tan mal dormía que prefirió adelantar elecciones antes que llegar a un acuerdu colos moraos, un acuerdu qu’acabó firmando porque nun-y quedó otru remediu.

Hai xente que piensa que la ciudadanía de Madrid nun-y perdonaría una traición tala al PSOE…

Bueno…

Elecciones municipales del 2019. Dempués de permitir que la derecha siguiera gobernando n’Uviéu dos elecciones siguíes, el PSOE sube de cinco conceyales a ocho, y Somos, el partíu que tuvo que facer un exerciciu de xenerosidá política y ceder l’Alcaldía a los socialistes nel 2015 pa que nun gobernara’l PP, baxa de seis a trés. Izquierda Unida nin siquier sacó representación municipal. Nun sé si la ciudadanía de Madrid perdonaría al PSOE una traición tala. La d’Uviéu nun sólo-yla perdonó, sinón qu’acabó hasta dándo-y les gracies.

Si por un casual Ayuso pierde la mayoría absoluta’l 4 de mayu, esperen a ver lo que deciden en Ferraz antes de descorchar la botella. Anque nun lo paeza en Madrid tamién hai duernos. Y pactos. Y gochos.

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here