Agradecimientu a l’Asturies que nunca entregó la so llingua

Delantre de los que quieren exercer de verdugos del asturianu siempre va haber xente que defenda esti idioma, en tou tiempu y llugar

Recomendados

Paco Álvarez
Paco Álvarez
Periodista, escritor y traductor lliterariu d'italianu. Ye autor de les noveles "Lluvia d'agostu" (Hoja de Lata, 2016) y "Los xardinos de la lluna" (Trabe, 2020), coles que ganó en dos ocasiones el Premiu Xosefa Xovellanos.

«Nos mean encima y nos dicen que llueve», informaba una voz anónima nuna pintada histórica estampada nuna muria d’una cai de Buenos Aires. Quienes llevamos años y décades na llucha por reivindicar esta llingua asturiana sabemos dalgo sobre pintaes, porque nos tocó iguar a güelpe d’esprái la toponimia tradicional que nos quixeron arrampuñar. Sabemos muncho más sobre la lluvia, porque soportamos una borrasca constante de mexaes sobre les nueses cabeces por falar, cantar o escribir nun idioma que repunaba y que sigue repunando a una minoría escoyida y cafiante. Y yá fiede que nos digan que llueve cuando en realidá tán mexándonos enriba.

Cada vez que dalgún mediu de comunicación da un espaciu inmerecíu al faltosu de turnu qu’ufre un titular contra l’asturianu aprucen voces xustificándolo o consintiéndolo, voces que vienen a dicir que nun nos tán reprimiendo llingüísticamente sinon que tán garantizando derechos, protexendo’l derechu a nun entender y a nun dedicar nin mediu minutu a entender l’asturianu. Esi ye’l casu qu’ampara al portavoz y a la diputada neofascistes de Vox nel Parlamentu asturianu, qu’anque nun creen nel asturianu nin nel “Estáu de les autonomíes” cobren relixosamente a principiu de mes una montonera de perres con cargu a la Xunta Xeneral del Principáu. Gandaya.

Por suerte sigue viva esta Asturies nuesa que nunca rindió la so llingua. L’Asturies d’aquellos fugaos nel monte qu’entregaron la vida acompasando’l cantar de les últimes bales que-yos quedaben nel repertoriu del fusil con un par de cagamentos pronunciaos al altu la lleva n’asturianu. La de les maestres y maestros qu’en tiempos prohibíos deprendieron pallabres n’asturianu al so alumnáu falando seliquino (l’asturianu en voz seliquina ye tovía más sensual y más subversivu). La de la xente que salió a la cai empuñando les primeres pancartes escrites nesti idioma y qu’espantayó l’escaezu y la vergoña glayando “¡L’asturianu, llingua oficial!”. La de quienes insistieron y insisten, picando una y otra vez, a les puertes d’organismos públicos pa que-yos reconozan cuestiones tan básiques como tener nome o dirección n’asturianu o poder presentar un escritu nesti idioma. La d’escritores que se ponen delantre del ordenador pa rellenar una páxina en blanco nuna llingua marxinada. La d’actrices que salen a un escenariu a recitar un papel nun idioma maltratáu. La de cualesquier internauta que nes redes sociales sal al pasu con firmeza y con arguyu de falante cada vez que dalguién truñe contra esta causa de la llibertá llingüistica…

Un abrazu pa tola xente que nun ta dispuesta a dexar en manes de nengún verdugu la llingua qu’heredamos de les xeneraciones muertes. Un abrazu a la Xunta pola Defensa de la Llingua Asturiana, qu’estos díes ta semando toa Asturies, d’Occidente a Oriente, con banderes con forma de corazón y colores de victoria.

Tamos na Selmana de les Lletres Asturianes. Ye una fecha afayadiza p’agradecer la xera de quienes tán puxando pola sobrevivencia d’esti idioma. Un abrazu pa los y les qu’abrazáis esta llingua con esi ciñu que lleven los abrazos verdaderos.

- Publicidad -spot_img

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here