Muerre un gatín cada vez que llamen “hoguera de San Juan” a la foguera de San Xuan

La represión llingüística que carecimos durante sieglos dio pasu a l’autocensura de nun nomar les coses pol so nome n’asturianu, porque nun ye ‘fino’

Recomendados

Paco Álvarez
Paco Álvarez
Periodista, escritor y traductor lliterariu d'italianu. Ye autor de les noveles "Lluvia d'agostu" (Hoja de Lata, 2016) y "Los xardinos de la lluna" (Trabe, 2020), coles que ganó en dos ocasiones el Premiu Xosefa Xovellanos.

“Cada vez que te masturbes, Dios mata a un gatín. ¿Cuántos más tienen que morrer?”. La cita ye de una publicación satírica de los Estaos Xuníos de los años 90, anque acabó derivando nuna fórmula xenérica que se sigue usando anguaño: “Cada vez que (lo que seya), muerre un gatín”. Yo cuido que muerre una colonia entera de gatines y gatinos cada vez qu’un mediu de comunicación empadronáu n’Asturies o qu’una persona criada nesta tierra llama en redes sociales ‘hoguera de San Xuan’ a lo qu’equí siempre foi la foguera de San Xuan. L’exemplu puede paecer una anécdota, una repunancia del autor d’esti artículu, pero quiciás ye un síntoma, una categoría de lo que ta asocediendo.

N’Asturies vamos dando pasinos hacia la oficialidá de les dos llingües que, mientres nun cambie l’estatus, siguen siendo llingües estranxeres na so propia tierra. Nun sabemos cuándo nin cómo vamos aportar a esi escenariu, que nos prometió y que nos negó una parte de la clase política asturiana pero que naide nos va robar, porque tres de la pancarta de la oficialidá ta la mayor parte de la sociedá asturiana.

Imaxe de la celebración de la Nueche de San Xuan, anteayeri en Corvera. Semeya: Luis Sevilla

Cola oficialidá, cuando llegue y como llegue, tovía va quedar muncha xera por facer. Durante munches décades la represión llingüística fue constante y continuada n’Asturies. L’asturianu y el gallego-asturiano yeren les llingües nes que s’espresaben les xentes del campu, de la mar, de la mina… Yeren les llingües de les clases populares, y a les clases populares había que llendales, apaciguales, reprimiles por activo y por pasivo. Y, nesi sen, l’enemigu fizo un bon trabayu.

Nos años 90 escribí un informe sobre la represión llingüística: un trabayador de Feve al que sancionaron por usar la toponimia asturiana nos partes escritos, taxistes d’Uviéu a los que castigaron por usar l’asturianu en comunicaciones pola radioemisora, neñes y neños d’un colexu de Villaviciosa a los que multaben con 25 pesetes cada vez que se-yos ‘escapaba’ en clase una pallabra nesa llingua bárbara que yera l’asturianu…

Nueche de San Xuan en Corvera: Semeya: Luis Sevilla

Casos y coses tan llaceriantes como estes yá nun se dan, pero tovía queda un llargu camín qu’andar. Pero quiciás lo más difícil va ser baltar esos prexuicios mentales, esa absurda vergoña, esa autocensura llingüística, esi arrenegar de lo que somos que fai que nos lleva a llamar “hoguera de San Juan” a lo que nesta tierra siempre, a lo llargo de los sieglos, fue y sigue siendo la foguera de San Xuan.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí