“Un chigre con escanciador automáticu nun debe poder llamase sidrería”

LesFartures.com consolídase como guía de restaurantes. El so creador, David Castañón, ve la ufierta gastronómica asturiana mui barata y poco valorada.

Recomendados

David Artime
David Artime
Periodista y escritor. En 2009, ganó el premio de narrativa en lengua asturiana de la editorial Trabe con la novela "La Bufanda", en la que aborda el mundo de los ultras de fútbol.

Empezó va 13 años creando un blogue con un amigu pa dir apuntando los restaurantes a los que merecía la pena dir a comer. Yera pa consulta personal, sin mayores pretensiones. “Vete a esti que cocinen bien”. “A esti nun vayas, que ye mui cutre”. Cuando se quisieron dar cuenta teníen cientos de siguidores pendientes de les sos recomendaciones. David Castañón, informáticu de profesión, decidió entós crear una páxina web y ponese en plan serio.

Nació asina LesFartures.com, un sitiu que recomienda restaurantes, caros y baratos, pero siempre con estándares de calidá, per tola xeografía asturiana. Con 1.000 siguidores al día (triplicaos los fines de selmana), ye una referencia casi obligada pa nativos y foriatos a la hora de buscar onde comer. Tien una media de trés entraes nueves a la selmana, y yá suma casi 900 en total, con versión n’asturianu y castellanu, y con una sección de rutes de senderismu con final feliz nun restaurante de la zona (les ‘farturrutes’). Un trabayu ennorme qu’hai trés años dio como frutu la publicación de la so guía oficial cola editorial Delallama, tamién n’asturianu y castellanu. Y lo más importante, un trabayu enorme que David Castañón y el so compañeru, Javi Solís, faen desinteresadamente. Sobre’l so llabor, y sobre la ufierta gastronómica asturiana, de la que tien munches coses que dicir, y non toes positives, tuvo falando con Nortes.

¿Qué oxetivu persigues con esti proyectu?

La satisfacción d’ofrecer a la xente planes por 15 euros y por 200. Que se sepa que pa cada ocasión, cada persona o cada públicu tienes un plan n’Asturies, d’un chigre perdíu a un Estrella Michelín. Que tean ehí les dos realidaes, dende una comida de vanguardia a la comida asturiana tradicional, qu’hai que siguir defendiéndola. Y tamién dar a conocer la gastronomía y la xeografía d’Asturies.

¿Paezte que nun se conoz bastante?

Los asturianos conocen meyor Tailandia que Taramundi. Ye triste, pero ye asina. Y non, nun sabemos muncho de la nuestra gastronomía, salvando les coses más típiques. Nun somos soncientes de lo que tenemos. La xente de fuera sabe que se come per bien en tolos sitios d’Asturies. Valora tar comiendo una fabada y un cabritu nun restaurante en Bulnes, como vistes a la Canal del Textu. Hai pocos sitios que conxuguen el paisaxe y la calidá gastronómica, como esti. Y munchos asturianos nun saben aprecialo.

Restaurante en Bulnes. Una de les ‘farturrutes’ de Les Fartures. FOTO: Lesfartures.com

¿Ta perdiéndose la cocina tradicional asturiana?

Los platos estándares de la cocina tradicional asturiana son conocíos abondo y tienen bona salú. Tienes fabada en cualquier restaurante d’Asturies. Pero dientro de la tradición hai ciertos llocalismos que se tán perdiendo por mor del turismu y el comercialismu. Por exemplu en Cuideiru ye mui difícil topar sitios onde te pongan curadillo. Queden pocos restaurantes onde lo preparen y hai qu’encargalu. Tamién munchos postres típicos de la zona de Bual, o los frixuelos vaqueiros. Nel suroccidente tienen munchos platos típicos mui poco conocíos n’Asturies. Esi llabor de dar a conocer platos nuevos la xente agradezlo.

¿Qué opines del cachopu?

Cuando me pregunten si soi de fabada o cachopu, digo que soi de bugre. Perdémonos un pocu nestes polémiques y olvidámonos de la cantidá de productos típicos de calidá que tenemos n’Asturies, amás del cachopu y la fabada. Vemos normal dir a un restaurante a tomar mariscu gallegu y carne vasca, y n’Asturies tienemos mariscu y carne de muncha calidá, pero tamos debatiendo si cachopu o fabada.

El cachopu ye un platu pa disfrutar en comuña, baratu, mui útil pa la xente más mozo. Parezme preferible que la xente mozo vaya a una sidrería a comer un cachopu y tomar sidra por un preciu módicu, a que vayan a una cadena de comida rápida a fartucase. Nun ye’l meyor platu del mundu, pero tien un valor tradicional y ye accesible pa toos.

Val más el cachopu que dir a una cadena de comida rápida

¿Nunca metes crítiques negatives en Les Fartures?

Non, nun me paez éticu. Si nun mos presta la esperiencia nun lo mentamos y ya ta. Al principiu, ná época del blogue, antes de “profesionalizalo” teníamos alvertencies de nun dir a esti sitiu o a aquel otru. Pero nun queremos facer publicidá negativa de naide. Cuando empezamos a facelo más curioso, suprimimos les alusiones negatives.

Cuesta creer que nengún restaurante de los que menciones na web te comprara’l favor convidándote.

La honestidá pa cola xente ye lo primordial pa Les Fartures. Cuando voi pago’l menú y rechazo invitaciones. Munches veces reservo con otru nome porque si saben que soi David Castañón, el de Les Fartures. Cuando nun me gusta, simplemente nun pongo la recomendación y ya ta. Pero son la minoría de los casos.

¿Y qué ye lo que nun te gusta d’un restaurante?

Depende d’a ónde vayas, adaptes el nivel d’exixencia. Nun ye lo mesmo un chigre nun pueblu apartáu que nun va ofrecete una carta de diez vinos, que nuna zona céntrica. Pero nun me gusta que nun s’ofrezan productos asturianos.

David Castañón. FOTO: Velasco Tejón.

¿Paezte que los asturianos nun saben valorar los sos productos?

Non. Somos un pozu zorolos pa eso. Yo nótolo. Si voi al occidente pido vinu, y ofrécenme rioja, y nun tienen vinu de Cangas, y si lu tienen tienes que pidilu. Col quesu pasa lo mesmo. En munchos restaurantes ofrécente quesu manchegu. A mi encántame’l quesu manchegu, pero cola cantidá de quesos tan bonos que tenemos equí, eso ye un delitu. Nin l’agua. Pides una botella d’agua y siempre ye de fuera. La xente que vien de fuera vien a probar productu llocal. Munches veces nun lo prueba porque nun-y lo ofrecemos, porque nun-y damos valor. Hai una falta de conciencia preocupante.

“Vas al occidente, pides vinu y ofrécentelo de Rioja, en cuenta de Cangas”.

Pero constates que los platos típicos asturianos siguen pidiéndose.

Sí, pero sigue sin valorase, anque se pida. La fabada ye un platu de muncha calidá y alcuéntreslo nos menús del día a diez y doce euros. Ún de los platos estrella de la nuesa gastronomía nun lo puedes ofrecer dientro d’un menú a doce euros. Hai que ponelu en valor.

¿Paezte que la gastronomía asturiana ye demasiao barata?

Ye mui barata. Si lo mires en relación a otros sitios, ye más abondosa, suel ser productu de base de más calidá, y con una base de guisu de munches hores y eso debería reflexase nel preciu.

Nun hai que cayer nel elitismu, hai que siguir manteniendo la base popular de la nuesa gastronomía, pero hai qu’alcontrar un términu mediu pa revalorizala. Hai un debate abiertu sobre si una fabada o un pote, con faba asturiana reconocida, con ingredientes asturianos, puedes tiralu, siendo’l nuestru platu estrella, por diez euros, o puedes vendelu más caru. O si deberíes diferencialo, y avisar si das fabada de palu con faba de colombia, o si vendes una fabada auténtica asturiana y por eso val más cara.

“Ente l’alta gama y la fabada tirada de preciu, tien qu’haber un términu mediu”

Lo cierto ye que nun-y damos muncho valor, nin somos conscientes del valor añadíu que tenemos. Si vas a otru sitiu, colo poco que tienen, tán viviendo mui bien d’ello. Equí tenemos a la xente malviviendo hores y hores nos chigres, por un salariu mui baxo. Eso debería tener un valor, sin perder los precios populares. Ente la cocina d’alta gama y tiralo, tien qu’haber un términu mediu.

Hai qu’echar a andar la rueda de la economía asturiana. Que los chigres consuman productu asturianu y qu’al productor sálga-y rentable. Y eso namás se puede facer utilizando productu asturianu.

Ye una problemática que tamién tien la sidra. ¿Nun ye escesivamente barata la botella?

La sidra ye mui barata. Facer una botella de sidra cuesta lo mesmo qu’una d’Albariño, o un pocu más. y naide diz nada por pagar seis, ocho o diez euros pol Albariño, y sin embargu pola sidra protestamos. Pero nun sería una solución muy popular subir el preciu. Ye una bebida mui apegada a la nuestra cultura.

Yo creo qu’hai qu’entamar a sacar productos con sidra un poco más caros, como les sidres de la DOP (Denominacióin d’Orixe Protexida), sacar llotes concretos, nuevos productos como les brut o les sidres de xelu. Yá hai llagareros que lo tán faciendo. Ta claro que como productu fechu debería ser más caro, pero nun creo que seya la solución subi-y el preciu. Hai que buscar soluciones imaxinatives.

“La sidra tamién ye demasiao barata, pero la solución nun ye subi-y el preciu”

Dende la to esperiencia, ¿los sidreros tán accediendo a ofrecer la DOP? Paez qu’a lo primero costaba un pocu.

Costó pero sí que ye verdá que va meyorando. A lo primero había un matu enorme, pero agora llegues y cada vez más sidreríes van cuidando’l productu. La mayoría suelen tener un par de palos y unu d’ellos de la DOP. Ye un trabayu de poco a poco. La DOP tien que dir amodo avanzando.

Vamos imaxinar que vas a una sidrería y pónente escanciador automáticu. ¿Qué opines?

Que nun debería poder llamase sidrería por llei. Nel BOPA hai una normativa que tienes que cumplir si quies abrir un tabláu flamencu. Nun sé por qué nun tenemos dalgo paecío pa les sidreríes. Pa qu’un negociu seya consideráu sidrería oficialmente debería ser obligatoriu tener una persona decicada a echar sidra, y non un chisqueru eléctricu, qu’además nun escancia la sidra, bátela. Tamos echando en contra de la nuestra cultura p’aforrar perres. Y amás ye dalgo único nel mundu que tenemos que conservar.

Y agora vamos imaxinar que te dicen que nos Estrella Michelín pagues la primada y sales con fame. ¿Qué dices?

Que ye mentira. Que ye un tópicu falsu. Basta con dir, pa ver que nun ye verdá. Pero nun ye solo eso. Ye que n’Asturies los Estrella Michelín tienen una diferencia de calidá con respecto a otres zones d’España. Usen muncho’l productu tradicional asturianu como base, cosa que nun pasa n’otros sitios, onde nun notes la diferencia ente un Estrella Michelín d’una rexón o d’otra . N’Asturies mantiénse esa identidá. Y ello ye que paradóxicamente hai más Estrelles Michelín n’otres comunidaes qu’equí. Porque restaurantes de calidá qu’echen sidra o que tienen determinaos platos tradicionales paez que nun entren dientro de los estándares d’Estrella Michelín precisamente por eso.

¿Seguro que nun te convidaron en nengún Estrella Michelín?

(Rises) Non.

- Publicidad -spot_img

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here